No mostrar más este mensaje

Información corporativa

Líneas estratégicas

Plan estratégico 2015-2018: “Ser líderes en confianza y rentabilidad”

El Grupo CaixaBank ha desarrollado el Plan Estratégico 2015-2018 “Ser líderes en confianza y rentabilidad”. El entorno prefigurado para definir los ejes de actuación prioritarios está caracterizado por una recuperación económica gradual, por el arranque de la unión bancaria y por la creciente presencia de la tecnología y de la innovación en las relaciones con los clientes. Cabe señalar también dos impactos de la recesión aún presentes en el sistema financiero español: la baja rentabilidad y, más importante aún, la todavía mermada reputación de la banca entre el público.

En este entorno, se han definido cinco líneas estratégicas:

1. Foco en el cliente: ser el mejor banco en calidad y reputación

CaixaBank aspira a diferenciarse como la entidad financiera con un mayor nivel de satisfacción entre sus clientes además de reforzar su reputación como paradigma de banca responsable y comprometida socialmente. Esta línea estratégica también incluye el reto de ser referentes en buen gobierno corporativo, desde la atención al inversor minoritario al fortalecimiento de la cultura de control en todos los procesos. 

2. Lograr una rentabilidad recurrente por encima del coste de capital

CaixaBank se compromete a alcanzar una rentabilidad suficientemente alta para poder repartir un dividendo elevado y estable a sus accionistas. El impulso principal provendrá del lado de los ingresos, reforzando el liderazgo en el mercado español y promoviendo el negocio internacional. El despliegue del Plan debe permitir alcanzar una rentabilidad (ROTE o retorno sobre capital tangible) de entre el 12% y el 14% a partir del 2017 y situar la ratio de eficiencia por debajo del 45%.

3. Gestionar activamente el capital

El mantenimiento de un nivel de solvencia elevado, uno de los pilares de la fortaleza financiera de la entidad, tiene que apoyarse y complementarse con una gestión activa del capital que optimice su utilización. Durante los próximos años, debe disminuir significativamente la proporción de capital dedicada al negocio de participadas y al negocio inmobiliario.

4. Liderar la digitalización de la banca

CaixaBank debe ampliar su liderazgo en multicanalidad y movilidad y aprovechar las oportunidades que presenta la revolución digital para dar un mejor servicio y mejorar la capacidad de gestión en todos los ámbitos de la organización. Ello comportará, por ejemplo, la implantación total de la firma digital, la consolidación de nuevas modalidades de interacción con el cliente o el desarrollo del Big Data.

5. Contar con el equipo humano más preparado y dinámico

Para asegurar las mejores capacidades internas, CaixaBank potenciará la formación en capacidades profesionales críticas e impulsará el modelo de descentralización en la gestión. Además, se adaptarán los sistemas de compensación y promoción a los segmentos de negocio y se reforzará la cultura de la meritocracia y diversidad.