Nota de prensa

CaixaBank y la Diputación de Palencia firman un convenio para la prestación de servicios bancarios en más de 60 municipios del medio rural

icon_font_reducir
icon_font_aumentar
icon_email
Belén Martín, directora territorial de CaixaBank en CyL y Ángeles Armisén, presidenta de la Diputación Provincial de Palencia.

El servicio se realizará a partir del mes de junio a través de un vehículo con un empleado y dotado de cajero automático que realizará las rutas por la provincia.

El ‘Ofimóvil’ recorrerá al mes alrededor de 2.500 kilómetros en 18 rutas para garantizar atención presencial a personas y colectivos en riesgo de exclusión por la transformación tecnológica del sector.

La población total de municipios a la que llegará el nuevo servicio ronda los 25.000 habitantes, con más de 7.500 potenciales usuarios mayores de 65 años.

Hasta la fecha, CaixaBank ha sido la única de las once entidades a las que se dirigió la Diputación que ha respondido planteando un concierto económico para un servicio o un proyecto concreto.

CaixaBank y la Diputación de Palencia han alcanzado un acuerdo para la implantación del primer programa piloto en esta provincia con el objetivo de evitar la exclusión financiera. La presidenta de la institución, Ángeles Armisén, y la directora territorial de CaixaBank en Castilla y León, Belén Martín, han firmado esta mañana en el Palacio Provincial el convenio para desarrollar el proyecto ‘Ofimóvil Palencia’, que consistirá fundamentalmente en la puesta en servicio de una oficina móvil atendida por un empleado de CaixaBank y dotada de cajero automático para efectuar las operaciones más habituales, como la retirada de efectivo, la realización de ingresos y el pago de recibos e impuestos, con independencia de que sean o no clientes de esta entidad.

En el acto de la firma del convenio también han participado la diputada provincial del Área de Hacienda y Administración General y vicepresidenta segunda de la institución, María José de la Fuente; y, por parte de CaixaBank, los directores en Palencia del Centro de Instituciones y del Área de Negocios, Gonzalo Cebrián y Miguel Ángel Martín, respectivamente.

El servicio, que empezará a prestarse a partir de junio y se regulará con un convenio anual, llegará a más de 60 municipios del medio rural palentino, con una población total estimada que ronda los 25.000 habitantes, según el Instituto Nacional de Estadística. Se trata, por tanto, de localidades de pequeño tamaño, con una población media que no llega a los 400 habitantes. En esos municipios viven algo más de 7.500 personas mayores de 65 años (aproximadamente, la cuarta parte del total), colectivo que viene padeciendo especialmente los efectos de la progresiva transformación tecnológica y de negocio en el sector financiero.

Ángeles Armisén ha valorado este “primer programa para evitar la exclusión financiera en nuestros pueblos, dotándoles de un servicio bancario básico, indispensable para participar en la vida económica y social actual”. Asimismo, ha agradecido a CaixaBank “la actitud sensible y la rápida respuesta” a la solicitud de propuestas que la Diputación planteó a las entidades financieras. La diputada provincial de Hacienda y Administración General se dirigió el pasado mes a once compañías para solicitarles propuestas que eviten la exclusión financiera en el medio rural de Palencia. Hasta la fecha solo han respondido tres, pero CaixaBank es la única que solicitó una subvención y planteó un proyecto concreto.

Hasta 250.000 euros en este ejercicio

Armisén también ha recordado que el presupuesto de la institución en este 2022 incorporó, por primera vez, una partida de 250.000 euros para sufragar actuaciones que conduzcan a evitar la exclusión financiera, “conscientes de que se producen situaciones de mercado que requieren de incentivos por parte de las administraciones públicas y propiciar una igualdad de oportunidades”.

Por su parte, la directora territorial de CaixaBank en Castilla y León ha subrayado “la importancia de este acuerdo con la Diputación de Palencia, para incorporar a esta provincia a las rutas de ‘ofimóviles’ que ya prestamos en Ávila, Segovia y Burgos”. Belén Martín ha añadido que “Castilla y León se consolida como la comunidad autónoma de toda España en la que atendemos más municipios con oficinas móviles, que forman parte de nuestra estrategia de poder llegar a todos nuestros clientes y que, además, nos permite cumplir con el objetivo de evitar la exclusión financiera en zonas rurales”.

Vehículo adaptado al servicio

 El vehículo que servirá como oficina móvil contará con personal —asesor bancario y conductor—, cajero electrónico, seguridad, gestión de efectivo, seguros y comunicaciones, para que los usuarios puedan realizar todas sus operaciones como si lo hicieran en la propia oficina bancaria.

En toda España, CaixaBank dispone de 17 vehículos de este tipo, que prestan servicio en las provincias de Castellón, Ciudad Real, Granada, Guadalajara, La Rioja, Madrid, Toledo y Valencia, además de las tres citadas de Castilla y León (Ávila, Segovia y Burgos), a las que se sumará Palencia a partir del mes de junio.

Además, la entidad dispone de otras dos unidades móviles para atender acontecimientos empresariales, culturales y deportivos.

A Diputación y CaixaBank les falta por perfilar los municipios que formarán parte de esas 18 rutas a los que llegará el programa ‘Ofimóvil Palencia’.

Estudio previo

Según unos primeros documentos y estudios ya elaborados por CaixaBank para plantear la solicitud de subvención, se han trazado 18 rutas por toda la geografía provincial palentina, con las que se llegaría a más de 60 municipios. Aproximadamente una cuarta parte de esa población son mayores de 65 años, potenciales usuarios del nuevo servicio, ya que en muchos casos presentan un riesgo de exclusión financiera por factores como su menor movilidad por el territorio, sus mayores dificultades para el uso de tecnología, etcétera.

Según la demanda

CaixaBank estima que el ‘ofimóvil’ recorrerá aproximadamente 2.700 kilómetros al mes para prestar sus servicios en la provincia de Palencia. En función de la demanda, estas oficinas visitan cada municipio entre una y dos veces al mes. Las oficinas móviles están operativas de 8:00 a 17:15 horas de lunes a jueves, mientras el viernes cierran a las 14:30 horas. La entidad las considera claves para su estrategia de evitar la exclusión financiera en zonas rurales, además de preservar la relación directa con el cliente de estas áreas.

Asimismo, CaixaBank valora este mecanismo para mantener su apuesta por la economía rural, con el sector agropecuario como uno de sus pilares básicos; y por su utilidad para reducir las desigualdades, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, con los que esta entidad se encuentra fuertemente comprometida. En ese sentido, mantiene un compromiso de no abandonar los municipios donde es la única entidad bancaria, su modo de entender una banca próxima, accesible y cercana al cliente.

Soluciones a la exclusión financiera

Por su parte, la Diputación de Palencia continuará trabajando en otros programas contra la exclusión financiera y dirigiéndose a las entidades para alentar medidas apropiadas que aproximen los servicios bancarios al medio rural (con atención personal para personas y colectivos que más lo precisen), para el posterior estudio de propuestas y tramitar una posible cooperación económica como la acordada con CaixaBank.

Como refleja en la consignación presupuestaria de este ejercicio, el gobierno de la institución provincial es consciente de que la falta de los servicios bancarios básicos constituye un obstáculo importante que limita la autonomía económica de las personas, que no solo impide llevar una vida social normal, sino que determina y condiciona su bienestar material.

Asimismo, la Diputación recuerda que la Directiva 2014/92 del Parlamento Europeo y el Consejo, de 23 de julio de 2014, reconoce el acceso a los servicios bancarios básicos como un derecho de la ciudadanía y no como una mera actividad comercial de las entidades financieras.

 

NOTICIAS RELACIONADAS