Nota de prensa

CaixaBank anticipa a sus clientes el pago de la prestación por desempleo al día 3 de abril

La entidad financiera toma esta medida en línea con la petición de las autoridades para facilitar el cobro del paro a los beneficiarios siete días antes de lo habitual.

icon_font_reducir
icon_font_aumentar
icon_email
Banca móvil

• Los clientes del banco no tendrán que realizar ninguna petición extraordinaria, ya que el ingreso de los fondos se hará de forma automática para todos aquellos con derecho a la prestación y que esta sea recurrente, es decir, que ya hayan cobrado el paro el mes pasado. Para aquellos nuevos beneficiarios, el pago se irá efectuando de forma escalonada a medida que los organismos oficiales remitan la información.

• Se trata de una medida que ayudará a un tránsito escalonado para la retirada imprescindible de efectivo, como ya ocurrió con el adelanto del cobro de pensiones realizado por CaixaBank.

• CaixaBank, dentro de su iniciativa #ContigoMásQueNunca, apoya de esta manera las medidas tomadas por las autoridades para paliar los efectos del COVID-19 en la economía familiar, además de contribuir a las medidas sanitarias para evitar la expansión del virus.

Todos los clientes de CaixaBank con derecho a prestación por desempleo y que hayan cobrado la misma el mes pasado podrán disponer de esos fondos en sus cuentas el próximo 3 de abril, siete días antes de lo habitual. El procedimiento no requerirá de ninguna petición ni trámite administrativo extraordinario, ya que se realizará de forma automática gracias al trabajo previo de varios equipos destinados por la entidad presidida por Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar a esta iniciativa.

Además, los beneficiarios de la prestación podrán seguir cobrando la misma en estas condiciones favorables mientras dure la situación de excepcionalidad sanitaria. Aquellos nuevos receptores podrán cobrar la prestación a medida que las autoridades remitan la información necesaria para el pago a la entidad financiera.

CaixaBank toma estas medidas para apoyar a las autoridades a paliar los efectos económicos negativos del COVID-19, en este caso de las familias más vulnerables, teniendo en cuenta que la mayoría de los recibos del hogar llegan en los primeros días del mes. También se logrará un movimiento escalonado de personas que de forma imprescindible se vean obligadas a desplazarse a retirar efectivo, incidiendo en las medidas sanitarias para evitar la propagación del virus.

Acudir a la oficina bancaria solo en caso de fuerza mayor

Las entidades financieras como CaixaBank, consideradas un servicio esencial a la ciudadanía, siguen prestando servicio a través de su red de oficinas. Solo en el caso de tratarse de una causa de fuerza mayor debe acudirse a la sucursal, solicitando cita previa y guardando las medidas de protección necesarias. En todo caso, se recomienda el uso de los cajeros automáticos para las retiradas de efectivo y otras gestiones.

Además, los clientes tienen a su disposición la banca online CaixaBankNow, que opera con normalidad, y el uso de tarjetas de crédito. CaixaBank tiene presencia en el 100% de las ciudades con más de 10.000 habitantes, en el 94% de los municipios que superan los 5.000 habitantes, y es la única entidad financiera en 229 localidades del país.

Contigo más que nunca

Esta nueva medida se enmarca en la iniciativa #ContigoMásQueNunca puesta en marcha por CaixaBank para estar al lado de sus clientes, accionistas, empleados y sociedad en general ante la pandemia del coronavirus, con acciones como la ampliación de la moratoria hipotecaria, el adelanto de las pensiones, la condonación de alquileres y los 25.000 millones en una línea de préstamos preconcedidos para pymes y autónomos.

Asimismo, CaixaBank también se ha unido a las entidades integradas en la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) para no cobrar comisiones en los cajeros automáticos mientras dure el estado de alarma, y ha implementado la subida de veinte a cincuenta euros del tope para no tener que introducir el pin en los pagos con tarjeta, evitando todo contacto con superficies físicas gracias a la tecnología contactless.