No mostrar más este mensaje

Reportaje

Microcréditos que cambian vidas e impulsan la economía

icon_font_reducir
icon_font_aumentar
icon_email

Un estudio del Instituto de Innovación de ESADE sobre la actividad financiera de MicroBank recoge que en la última década se han creado 181.000 empleos ligados al microcrédito

Las grandes cifras macroeconómicas que dominan la actualidad no solo se apoyan en potentes operaciones o inversiones, sino que existe una tendencia creciente, basada en la microeconomía, cuyo avance está permitiendo crear empleo de forma sistemática en los últimos años.

Hoy, en el Día Europeo de las Microfinanzas, recordamos un estudio del Instituto de Innovación de ESADE sobre la actividad de MicroBank, el banco social participado íntegramente por CaixaBank, recoge algunos datos interesantes sobre la situación del microcrédito en la última década.

  • ESADE estima en 181.000 los puestos de trabajo creados en este periodo gracias a los microcréditos de MicroBank.
  • De los emprendedores que han solicitado y recibido un microcrédito, un 45% ha contratado algún empleado y un 37% tiene previsto hacerlo.
  • Además, el microcrédito resulta fundamental para el comienzo de estos negocios: un 56% de estos emprendedores asegura que no podría haber llevado a cabo su proyecto sin la financiación, y el porcentaje se incrementa al 65% cuando el microcrédito tiene como destino iniciar un nuevo negocio.

Hombre, de 43 años y trabajador autónomo, el perfil del solicitante

El estudio también ha profundizado en el aspecto sociológico de las personas que solicitan un microcrédito. Un 62% son hombres, y el 38% de mujeres está en tendencia al alza. Por ejemplo, las mujeres son mayoría (55%) a la hora de iniciar un nuevo negocio. Del total, un 58% trabajaba como autónomo, un 20% estaba en paro, y de estos últimos, un 24% llevaba más de dos años en situación de desempleo.

Estos datos demuestran que la financiación a través de microcréditos es la única salida para muchas personas que, por sus circunstancias, no tendrían acceso a un crédito tradicional principalmente por la falta de aval u otro tipo de garantía.

 

Una década al servicio de los que más lo necesitan

Se ha cumplido una década desde de la creación de MicroBank. La entidad nació en 2007 con la voluntad de promover la actividad de microcréditos que realizaba ”la Caixa” a través de su Obra Social.

En la actualidad, es el único banco en España dedicado exclusivamente a la concesión de microcréditos y se ha convertido en un referente europeo. Su labor va dirigida a facilitar servicios financieros a aquellos colectivos que, por su nivel de ingresos o falta de garantías, pueden tener más dificultades de acceso a la financiación.

La actividad de MicroBank es uno de los pilares del Plan Director de Responsabilidad Corporativa de CaixaBank y su nombre va vinculado a historias de superación personal, éxito y confianza mutua.

Historias reales, historias de éxito

Miguel y Ángel paseando por Nueva York se fijaron en una pequeña tienda de venta de calcetines de colores. Les pareció un proyecto “muy friki”, pero les quedó grabado en la retina.

Casi 15 años después, los dos amigos, uno de ellos periodista y el otro fontanero, perdieron sus puestos de trabajo casi simultáneamente. Veían pocas posibilidades de reincorporarse al mercado laboral, pero lejos de hundirse psicológicamente, empezaron a analizar diferentes posibilidades para montar su propio negocio y recordaron aquellos calcetines tan originales.

Buscaron un pequeño local en el barrio de Chueca, en Madrid, para reproducir ese establecimiento, con un éxito que no se podían esperar. Cruz Roja les ayudó a hacer el plan de viabilidad del nuevo negocio y MicroBank confió en ellos concediéndoles un microcrédito.

Ahora venden 5.000 pares de calcetines al mes, tanto a través de la tienda como de la comercialización on-line, y emplean a 4 trabajadores eventuales. Los buenos resultados actuales les llevan a marcarse nuevas metas, como abrir una tienda en Barcelona y crear su propia marca de calcetines.

 

 

Laura se había dedicado siempre a la fotografía, en la que había centrado sus esfuerzos y sus ilusiones. Sin embargo, cuando llegó la crisis de la fotografía analógica, en lugar de pasarse al sistema digital decidió orientar su vida a su segunda gran pasión: la moda. Un sueño que pudo cumplir en el 2007, gracias a un microcrédito concedido por MicroBank que, junto con unos pequeños ahorros, le permitió remodelar un local, adquirir los primeros stocks del estilo de moda que siempre había soñado y abrir Lady Loquita, una tienda de ropa joven con un toque vintage, en el barrio de Gracia de Barcelona.

Diez años después, el proyecto sigue adelante y con más fortaleza que nunca. Ha contratado a dos personas para que le echen una mano y ahora ya piensa en proyectos más ambiciosos: planea la apertura de una tienda on-line donde poder vender sus productos. Incluso se propone crear su propia marca de ropa.

Descubre más historias de emprendedores y sus proyectos de éxito en nuestro reportaje “Microhistorias de microcréditos”

 

NOTICIAS RELACIONADAS