Nota de prensa

El programa de voluntariado de CaixaBank supera los 12.000 participantes en 2020, impulsado por las acciones solidarias online

La Asociación de Voluntariado CaixaBank presenta una nueva imagen, coincidiendo con su 15º aniversario

icon_font_reducir
icon_font_aumentar
icon_email
Jornada digital del programa de Voluntariado de CaixaBank durante 2020

• La actividad de voluntariado corporativo de la entidad ha beneficiado en un año a más de 120.000 personas en situación de vulnerabilidad.

• Los proyectos giran fundamentalmente alrededor de la educación financiera, el acompañamiento en la lectura a menores, el apoyo a la digitalización de personas mayores y el asesoramiento en empleabilidad e inserción laboral.

• Durante el año, un tercio de las iniciativas se han adaptado a un formato online debido a la situación sanitaria.


El programa de voluntariado de CaixaBank ha movilizado en 2020 a un total 12.531 voluntarios, principalmente empleados en activo y jubilados de la entidad, así como empleados de la Fundación “la Caixa”, familiares, clientes y personas interesadas en el trabajo en iniciativas de solidaridad. En total, se han realizado 4.105 actividades por toda España, correspondientes a los diversos proyectos que desarrolla la Asociación de Voluntariado CaixaBank a lo largo de todo el año.

Gracias a toda esta labor, más de 120.000 personas, principalmente jóvenes, personas mayores, personas con discapacidad y familias en situación vulnerable, se han beneficiado este año de las actividades realizadas por el voluntariado de CaixaBank.

El nivel de actividad en 2020 del programa, ha hecho posible que se desarrollen una media diaria de una decena de actividades solidarias y alrededor de 180 horas de voluntariado. En conjunto, sumando todas las aportaciones de los voluntarios en las distintas actividades, se han superado las 44.000 participaciones y las 80.000 horas de dedicación. 

Un universo de proyectos 

El programa se estructura en áreas diseñadas para dar respuesta a distintas necesidades, fundamentalmente en los ámbitos de la educación financiera, el acompañamiento en la lectura a niños, la formación para paliar la brecha digital en la tercera edad, el asesoramiento en empleabilidad e inserción laboral y el cuidado del medio ambiente. 

Dada la gran capilaridad territorial del banco, presente en toda España a través de su red de más de 4.000 oficinas y en estrecho contacto con las necesidades de las entidades sociales de cada localidad, los voluntarios de CaixaBank desarrollan actividades muy ligadas a las necesidades de cada territorio. 

En 2020, el voluntariado de CaixaBank ha participado en cerca de 1.200 actividades de educación financiera, incluyendo talleres para personas en situaciones económicas difíciles y también clases para estudiantes de 4º de la ESO correspondientes al programa “Finanzas para Jóvenes”, desarrollado en colaboración con el Instituto de Estudios Financieros y las consejerías de educación de los diferentes gobiernos autonómicos. En total 17.244 personas se han beneficiado de estos talleres, que permiten a los participantes tener un mayor conocimiento de cómo controlar sus ingresos y gastos y cómo tomar las mejores decisiones financieras para su día a día. 

En cuanto a la actividad de acompañamiento a la lectura, el programa de voluntariado de CaixaBank ha impulsado cerca de 140 sesiones, en las que han participado más de 500 menores en situación de vulnerabilidad, organizados en grupos reducidos de 2 o 3 niños por sesión, con el objetivo de ayudarles a mejorar su comprensión lectora y su desarrollo cognitivo y lingüístico. A través de la atención individual y la adaptación de la lectura a los intereses particulares de los menores, estas sesiones han marcado la diferencia para muchos de los pequeños, que, debido a la situación sanitaria, vieron interrumpidas las iniciativas que le brindan refuerzo escolar de manera habitual. 

El apoyo a la digitalización con personas que tienen dificultades para adaptarse a las nuevas tecnologías, como personas mayores o personas con discapacidad, ha sido otra de las iniciativas destacadas en 2020 para los voluntarios de CaixaBank. Concretamente, se ha realizado una treintena de actividades relacionadas con la formación básica en herramientas de ofimática (Word, Excel y PowerPoint), el uso de redes sociales o la gestión de aplicaciones de comunicación digital, como Skype, Zoom o WhatsApp. Esta dedicación ha permitido contribuir a reducir la brecha digital entre más de 300 personas, incluyendo personas vulnerables y los técnicos y profesionales que trabajan con ellas. 

Los proyectos relacionados con la empleabilidad y la inserción laboral de colectivos en riesgo de exclusión han permitido desarrollar 80 acciones, la mayoría dirigidas a ofrecer acompañamiento sociolaboral, aunque también con una importante presencia de una nueva iniciativa creada en 2020: las sesiones de mentoring en autoempleo, destinadas a facilitar la inserción en el mercado de trabajo de personas vulnerables a través de la definición y el impulso de pequeños negocios. En conjunto, las actividades relacionadas con la empleabilidad han beneficiado a más de 600 emprendedores y han resultado especialmente importantes para ayudar a personas que, en el contexto de la pandemia, se han visto obligadas a reconducir sus planes empresariales. 

Además del trabajo en todas estas áreas, los voluntarios también han desarrollado otras iniciativas, como acciones a favor del medio ambiente, recogidas de alimentos básicos o ropa y atención a enfermos avanzados. 

La importancia de los nuevos formatos online 

Junto a la intensa actividad registrada, la principal característica del programa de voluntariado de CaixaBank durante 2020 ha sido la adaptación de las acciones a formatos no presenciales, dada la  situación de pandemia por la COVID-19. Por ejemplo, en el mes de octubre, la entidad adoptó el formato online para la celebración de su Semana Social, que involucra a un alto número de participantes en un programa intensivo especial que se desarrolla a lo largo de siete días. En total, pudieron activarse cerca de  un total de 200 actividades en toda España. 

Pero, en el conjunto del año, la adaptación al formato digital ha sido constante y ha llegado a implantarse en un tercio del del programa, incluso en el 70% de las actividades en algunos meses. Esto ha permitido organizar talleres de educación financiera a distancia, iniciativas de envío de cartas contra la soledad para personas mayores, clases de danza o de cocina online para jóvenes vulnerables, talleres de manualidades en familia con fines benéficos o proyectos de elaboración de mascarillas solidarias. 

Además, desde el inicio de la pandemia, los voluntarios de CaixaBank también han participado en las iniciativas solidarias de la entidad, como la entrega y distribución de tablets en residencias de ancianos o el abastecimiento de alimentos, material sanitario y de emergencias, así como la campaña de donativos económicos para los Bancos de Alimentos de España desarrollada en colaboración con la Fundación “la Caixa” que ha conseguido recaudar 3,4 millones de euros. 

Para el desarrollo de esta labor, los miembros de la Asociación de Voluntariado CaixaBank han recibido cerca de de 8.000 horas de formación, destinadas a incrementar su especialización, ayudarles a utilizar nuevas herramientas para el desarrollo de la actividad y ofrecer un apoyo profesionalizado, a la medida de cada beneficiario o colectivo. 

Nueva imagen para “Voluntariado CaixaBank” 

Coincidiendo con su 15º aniversario, la Asociación de Voluntarios ha presentado su nueva marca, Voluntariado CaixaBank, y la renovación de su imagen. 

En un año de cambios y de incertidumbre, que ha supuesto la adaptación del voluntariado al entorno digital, y una excepcional reorganización para dar respuesta a las diversas necesidades sociales, esta nueva imagen representa un reconocimiento al compromiso de todos los que forman parte del programa. A pesar de las dificultades derivadas de la situación sanitaria, la entidad quiere poner en valor uno de sus activos más importantes, y reconocer a todos los miembros que generan un impacto social positivo a partir de su actividad altruista. 

El programa de voluntariado de CaixaBank cuenta con más de 5.000 miembros pertenecientes a la Asociación de Voluntarios y que participan en las iniciativas de forma recurrente, mientras que el resto lo hacen a través de las actividades de las Semanas Sociales que el banco organiza dos veces al año. En la Semana Social Digital celebrada en octubre, CaixaBank movilizó más de 8.200 empleados y clientes como voluntarios. En colaboración con un centenar de organizaciones sociales, la entidad activó una amplia propuesta de actividades de voluntariado no presenciales para seguir prestando apoyo a los más vulnerables a pesar de la distancia.

CaixaBank, referente en banca socialmente responsable

La Acción Social es uno de los pilares del Plan de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de CaixaBank dentro de su modelo de banca socialmente responsable.

Además del programa de voluntariado corporativo, la entidad apoya, gracias a su capilaridad territorial y su implicación con las necesidades locales de los distintos territorios, la distribución de ayudas económicas de la Fundación “la Caixa”. La red de oficinas de CaixaBank está presente en el 100% de las poblaciones de más de 10.000 habitantes y en el 94% de las de más de 5.000 y puede detectar las necesidades de entidades sociales locales, a las que canaliza una parte de su Obra Social. La colaboración entre ambas instituciones hace posible que miles de pequeñas y medianas entidades sociales solidarias puedan acceder a ayudas económicas para sacar adelante sus proyectos.

En cuanto a otras iniciativas clave para el modelo de banca socialmente responsable, destaca la actividad en microcréditos. CaixaBank es la única entidad que ofrece microcréditos a personas con garantía personal y sin avales, a través de MicroBank, para ayudarles a impulsar sus proyectos

La actuación responsable de CaixaBank ha sido reconocida por los principales organismos internacionales. El Dow Jones Sustainability Index la sitúa entre los mejores bancos mundiales en términos de responsabilidad corporativa. La organización internacional CDP, por su parte, la incluye como empresa líder contra el cambio climático. Además,  sus filiales VidaCaixa y CaixaBank Asset Management han obtenido la máxima calificación (A+) en los Principios de Inversión Sostenible que apoya Naciones Unidas.

 

NOTICIAS RELACIONADAS