Nota de prensa

Récord en financiación de renovables y finanzas sostenibles

icon_font_reducir
icon_font_aumentar
icon_email
La energia eólica marina ha sido una de la grandes protagonistas de 2020.

El Plan Estratégico de CaixaBank establece como uno de los principales objetivos del banco ser referente en gestión responsable y compromiso con la sociedad. Por ejemplo, la entidad fue el primer banco cotizado en convertirse en “Carbon Neutral”, al compensar la totalidad de las emisiones calculadas derivadas de su actividad. Pero CaixaBank ha sido capaz de conseguir que compañías de los más diversos sectores se comprometan a combatir el cambio climático, a cuidar los recursos naturales e incluso a introducir una mayor exigencia en sus propias normas de gobierno.

2020 ha supuesto un año récord de financiación a energías renovables, donde CaixaBank ha  financiado 39 proyectos con un importe de 3.163 millones de euros a nivel global, habiendo liderado el mercado español con un volumen de financiación de 2.070 millones de euros y un total de 25 transacciones.

Los proyectos fotovoltaicos han supuesto más del 60% del total de las financiaciones otorgadas, sin embargo, han destacado los proyectos de energía eólica marina. En esta tipología de proyecto han destacado dos operaciones internacionales que han sido galardonadas por Project Finance International (PFI).  El proyecto en Francia del parque eólico marino Fecam, con una capacidad instalada de 497 MW, ha sido reconocido como “EMEA Green Deal of the Year”. Y el proyecto Dogger Bank, que consta de dos parques eólicos marinos con una capacidad instalada conjunta de 2.400 MW, que ha sido designado como “Global Green Deal of the Year”,

Estos resultados han permitido a CaixaBank posicionarse como el 5º banco en la prestigiosa League Table (Green Use of Proceeds – Top Tier) de Bloomberg, que refleja la actividad de financiación con impacto medioambiental positivo, fundamentalmente la inversión en renovables. CaixaBank se posiciona como único banco español en el top 5 de este ranking, tras escalar 18 puestos en 2020.

2020 ha supuesto tambien un punto de inflexión en la actividad de financiación sostenible, que es aquella que incorpora criterios y objetivos vinculados a factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo en la estructura de la financiación o aquellas que obtienen una certificación verde, y que cumplen con los principios de la Loan Market Association.  

Según los datos publicados por Refinitiv, uno de los proveedores de rankings financieros globales más prestigiosos, CaixaBank ha escalado once posiciones en el ranking europeo de créditos verdes y sostenibles alcanzando el 5º puesto en 2020, en la categoría Top Tier. La entidad dirigida por Gonzalo Gortázar ha sido capaz incluso de colocarse en la 9ª posición en el ranking mundial, subiendo 12 posiciones en este último año.

En 2020 CaixaBank ha formalizado bajo el formato de préstamos verdes y sostenibles un total de 56 operaciones por valor de 5.018 millones de euros. Entre ellas, destacan los préstamos sindicados sostenibles de Enel, Naturgy, El Corte Ingles y Ferrer, siendo estos dos últimos pioneros en su industria en España. También es remarcable la innovación en la incorporación de criterios sostenibles en estructuras de financiación transaccional, como los factorings sostenibles de Endesa y Siemens Gamesa o la línea de avales verdes de Siemens Gamesa.

En relación a la actividad de bonos, la entidad ha asesorado en la colocación y emisión de 13 bonos calificados como verdes, sociales o sostenibles, movilizando un total de 7.490 millones de euros. Destacan emisiones como el Bono Verde Inaugural de Red Eléctrica, el Bono Verde de EDP y la emisión del Bono Sostenible de la Comunidad Autónoma Vasca. Además, CaixaBank ha emitido en los últimos meses dos bonos verdes propios por 1.000 millones de euros cada uno, para financiar proyectos de energía renovable y edificios energéticamente eficientes y adicionalmente en 2020, también emitió un bono social por 1.000 millones de euros para mitigar los efectos de la Covid-19 a través de la financiación de pymes y microempresas de las zonas más desfavorecidas de España.