Nota de prensa

CaixaBank coloca 1.000 millones de euros de un nuevo bono Senior No Preferente, con una demanda que ha superado los 1.800 millones de euros

icon_font_reducir
icon_font_aumentar
icon_email
Oficina de CaixaBank

• Es la tercera emisión en 2022 por parte de CaixaBank y primera Senior No Preferente en euros, tras la emisión en libras esterlinas del 29 de marzo.

• La emisión, por valor de 1.000 millones de euros, con vencimiento a 4 años y con opción de amortización anticipada en el último año por parte del emisor, optimiza el coste de financiación de la entidad.

• El interés por la operación ha permitido rebajar el tipo de interés en 25 puntos básicos, hasta el midswap +80 pbs, y tener órdenes de más de 125 inversores institucionales, lo que reafirma la confianza en el mercado por las emisiones de CaixaBank.

CaixaBank ha cerrado hoy su tercera emisión de bonos en 2022, la primera en formato Senior No Preferente en euros. En esta ocasión, la entidad ha colocado 1.000 millones de euros en formato Senior No Preferente a 4 años con opción de amortización anticipada en el último año por parte del emisor. La entidad vuelve a aprovechar la estabilidad en mercado para acudir a los mercados de capitales.

El precio se ha fijado en 80 puntos básicos sobre midswap, 25 puntos por debajo de los 100/105 puntos básicos ofrecidos en el anuncio, y el cupón en el 1,625%. El éxito de la emisión se refleja en una elevada demanda, que ha llegado a superar los 1.800 millones de euros, tras la revisión del diferencial. Asimismo, más de 125 inversores institucionales han acudido a la emisión.

Con este nuevo bono, CaixaBank continúa reforzando su posición de pasivos ‘bail-inables’, cómodamente por encima del requerimiento de MREL previsto para el 1 de enero de 2024, y reafirma el compromiso del banco de seguir construyendo el colchón de deuda subordinada ‘bailinable’ que aumente la protección de acreedores senior y depositantes.

Las entidades encargadas de la colocación han sido CaixaBank, Credit Agricole, ING, Societe Generale y UBS.