Nota de prensa

¿Cómo lucha Murcia contra el cambio climático?

icon_font_reducir
icon_font_aumentar
icon_email
Joven plantando árboles

Fundación Sierra Minera trabaja para promover el desarrollo sostenible de la Sierra Minera de Cartagena – La Unión mediante la recuperación de su patrimonio ambiental

El calentamiento global que está experimentando el planeta está poniendo en peligro el valioso patrimonio de la Sierra Minera de Cartagena-La Unión, que se extiende desde Cartagena ciudad hasta el cabo de Palos.

Para hacer frente a esta situación y frenar los efectos del cambio climático, la Fundación Sierra Minera inició en el último trimestre de 2020 una segunda fase de restauración ambiental en el Cabezo Ventura y varias acciones de conservación de la biodiversidad en el entorno de La Batería de la Chapa y Peña del Águila en Cartagena.

Dichos trabajos han contado con el apoyo de CaixaBank y la Fundación Cajamurcia, que seleccionaron el proyecto denominado ‘Sierra Minera Verde’ en la ‘I convocatoria de Medioambiente y Desarrollo sostenible’ lanzada en julio de 2020 con el objetivo de apoyar iniciativas medioambientales en la Región de Murcia.

“La emergencia climática en la que nos encontramos sumidos exige una apuesta decidida por un cambio de paradigma y de modelo de desarrollo”, asegura Pedro Martos Miralles, gerente de la Fundación Sierra Minera. “En este sentido, las actuaciones dirigidas a la restauración ambiental y a la preservación de nuestro patrimonio natural son un instrumento fundamental para combatir los efectos del cambio climático, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, apunta.

Frenar el cambio climático y las especies invasoras

Entre 2014 y 2016 tuvo lugar una sequía extrema en la zona que provocó la mortandad masiva del pinar de repoblación que se produjo en el Cabezo Ventura. Eso, unido a los problemas secundarios de ataques de coleópteros (escarabajos) minadores y de expansión de la invasora Nicotiana glauca, comúnmente conocido como el árbol del tabaco, alertó a la fundación de la necesidad de actuar e impulsar un programa de restauración ambiental.

Los trabajos de restauración ambiental en el Cabezo Ventura avanzan a buen ritmo, según Martos. “Una evaluación exhaustiva de los resultados de la fase anterior han evidenciado un 52% de supervivencia de la plantación del pasado año. A partir de ahí, se han realizado nuevas tareas de plantación y de reposición de marras de la plantación anterior, así como tareas de eliminación de la exótica Nicotiana glauca”, precisa.

Actividades para impulsar la conciencia ambiental

La conciencia medioambiental de la sociedad juega un papel crucial en el futuro del planeta. Con la idea de rescatar esa conciencia ambiental y los valores del cuidado a la naturaleza, desde la entidad animan a la población de la zona a participar en las actuaciones de voluntariado desde la convicción de que “se ama lo que se conoce y se defiende lo que se ama”.

A nivel de voluntariado ambiental, se realizaron tres jornadas en el entorno de La Chapa, en noviembre y diciembre de 2020 y febrero de 2021, en las que se llevaron a cabo tareas de retirada de residuos, formación y refuerzo de fajinas en cierres de caminos no autorizados y de plantación de especies del hábitat de Tetraclinis.

Están previstas otras dos jornadas en el entorno de la Peña del Águila, en las que se realizarán itinerarios guiados para dar a conocer los valores ambientales y culturales de la zona. A la vez, se llevará a cabo la retirada de protectores de anteriores plantaciones.

“Algunas de estas jornadas de voluntario tuvieron que posponerse como consecuencia de la pandemia. Al ser actividades grupales, aun cuando se realizan al aire libre en espacios naturales, fue necesario imponer algunas restricciones para contener el avance del coronavirus”, lamenta Martos.

Actuaciones que se han podido retomar una vez ha mejorado la situación epidemiológica en la región, ya que son fundamentales para divulgar los valores naturales de estos enclaves.

 

NOTICIAS RELACIONADAS