No mostrar más este mensaje

Reportaje

Una Jean Bouin en familia

icon_font_reducir
icon_font_aumentar
icon_email

Raimon, Marta y su hijo Edgar son una familia que ha aceptado el reto creado por CaixaBank de completar, en familia, los 10 kilómetros de recorrido de la tradicional carrera atlética Jean Bouin, la más antigua de España.

Junto con Ariadna, la otra hija del matrimonio que actualmente vive en el Reino Unido, son una familia que desde hace años se dedica a entrenar y practicar diferentes modalidades deportivas en grupo, ya sean carreras populares, triatlones, raids, vela o esquí, entre otras aficiones. Ante la oportunidad que ofrecía la entidad financiera a sus empleados, como patrocinador de la prueba, tres de los cuatro miembros decidieron aceptar este reto deportivo impulsados por Raimon Pons, director de Gestión de negocio de Banca Premier de CaixaBank.

Raimon, padre de la familia y uno de los 11.000 empleados que están registrados en la plataforma de equipo saludable CaixaBank, nos explica la tradición familiar con el deporte. “Empezamos a entrenar en serio hace 12 años, sobre todo mi mujer y yo. Siempre hemos sido deportistas y queríamos compartir juntos esta pasión. Actualmente entrenamos cuatro de los siete días de la semana haciendo dos sesiones de natación y dos clases de crossfit. Nuestros hijos, que se han independizado, practican deporte por su cuenta dando clases de spinning, bicicleta o yendo al gimnasio a correr en la cinta. Pero cuando llega la hora de competir, intentamos ir siempre juntos”.

Valores de solidaridad, esfuerzo, trabajo en equipo y compromiso

Marta, la mujer de Raimon, nos indica que esta cultura familiar “hace mucha ilusión y fomenta valores de solidaridad, esfuerzo, trabajo en equipo y compromiso”, valores compartidos por CaixaBank. Para Edgar, el momento de practicar deporte es un rato para estar con la familia. “No pienso en competir, sino en pasar un día con mis padres y mi hermana”.

Desde siempre, Marta y Raimon han inculcado a sus hijos los valores del deporte. Este hecho ha generado un vínculo muy fuerte de unión entre ellos, a pesar de la distancia que los separa a día de hoy.

De hecho, Ariadna viaja constantemente para reunirse con sus padres y su hermano para competir en las pruebas atléticas a las que se apuntan.

“La iniciativa de CaixaBank es perfecta. El hecho de fomentar que los hijos también participen crea buenos hábitos y es muy interesante. Estas acciones fortalecen la relación con los hijos y también ayudan a afrontar los retos y problemas que plantea la vida.

Los valores del deporte y el sacrificio conjunto ayuda a los jóvenes a tener las ideas más claras y saber resolver mejor los conflictos

Este esfuerzo físico es una constante que marca sus vidas y rutinas diarias. “No tenemos un entrenamiento concreto, salvo que estemos preparando específicamente alguna competición. El objetivo principal es practicar deporte en familia”, asegura Raimon. Marta añade que “es más importante el entrenamiento que la competición. Competir es el premio final al trabajo constante desarrollado durante muchos meses”.

 

Tanto Marta como Raimon han trabajado juntos durante las últimas semanas para afrontar la 94 edición de la Jean Bouin. “Nuestro objetivo era acabar juntos y con Marta lo conseguimos siempre”, explica Raimon. “Competir juntos nos ayuda a animarnos y acompañarnos emocionalmente”, confirma el matrimonio. “Edgar es diferente. Él va a otro ritmo. Es el que está mejor preparado en cuanto a la velocidad. Dicho esto, en resistencia de fondo yo estoy más entrenado que él”, matiza Raimon. Los tres completaron el circuito el pasado domingo, superando el reto planteado. Aún así, Edgar, que había entrenado más que en otras ocasiones, consiguió llegar el primero de los tres con cierta ventaja. “En algunas pruebas, si llego antes y finalizo el trayecto, vuelvo atrás para apoyar moralmente a mis padres y cruzar la línea de meta con ellos. Es un momento especial”, detalla el hijo de Raimon y Marta.

Hacer deporte es una práctica sana de unir a la familia. Siempre hemos estado vinculados al deporte y no concebimos la vida de otra manera

Próximos retos

Conseguido este reto, la familia se prepara para alcanzar cuatro nuevos desafíos: la travesía nadando a La Dragonera, de 9 kilómetros de distancia; completar el circuito de carros de fuego con esquíes de montaña; finalizar la ruta de los Pirineo con mountain bike y el Ironman de Barcelona.

“El reto del Ironman es una idea de Raimon. Yo lo acompañaré entrenando, pero este reto es suyo”, narra su mujer mientras confiesa que dedicará los esfuerzos que la familia requiera. Juntos, como siempre han hecho.

 

NOTICIAS RELACIONADAS