Nota de prensa

Tarjetas bancarias: guía para sacarles partido este verano

icon_font_reducir
icon_font_aumentar
icon_email
Banca móvil de CaixaBank

La época estival es, para la mayoría de las personas, el momento de ocio más importante del año. Se trata de una oportunidad para despejarse y recargar las pilas, algo todavía más necesario ahora en tiempos de COVID-19. Sin embargo, es importante tener algo en cuenta: el gasto que se hace y cómo se realiza.

Al salir de la rutina habitual, se generan unos gastos extra como viajes, estancia en hoteles, más consumo en restauración, así como compras que, durante el año, no son tan habituales. La pandemia de la COVID-19 ha traído consigo una sustitución del efectivo por los pagos con tarjeta y un aumento de compras en e-commerce. Pero, ahora que llega el verano y el uso de estas tarjetas va a ser mayor, ¿conocemos todas sus funcionalidades y sabemos cómo sacarles partido?

Lo primero que nos viene a la mente son la seguridad y el control que nos aportan las tarjetas bancarias, ya que gracias a ellas podemos tener la comodidad de no llevar dinero en efectivo encima durante nuestras vacaciones, algo muy útil, sobre todo, si vamos a pasar el día a la playa.

CaixaBank, que tiene una cuota de mercado por facturación de tarjetas del 33,6%, ha incorporado nuevas funcionalidades en su aplicación para que sus clientes puedan gestionar de forma sencilla y rápida sus tarjetas bancarias y mejorar así la experiencia de las compras estas vacaciones.

  1. Bloquear la tarjeta

Tener pleno control sobre la tarjeta bancaria mediante la aplicación móvil de la entidad bancaria aporta al cliente mayor seguridad a la hora de viajar. En caso de pérdida o robo, CaixaBank permite a los clientes la opción de bloquear, temporal o definitivamente, su tarjeta bancaria mediante la app. Resulta una función muy útil, sobre todo si te encuentras en el extranjero y te es imposible desplazarte hasta una oficina bancaria o realizar la llamada de turno para que te la desactiven.

Además, como el bloqueo puede hacerse de manera temporal, en caso de que no la encuentres, puedes bloquearla y, si después resulta que estaba perdida en el bolso de la playa, activarla de nuevo. Es más, la app de CaixaBank permite además limitar el uso de la tarjeta solamente en algunos comercios. Aunque se bloquee temporalmente una tarjeta de plástico, se puede seguir pagando con el móvil. 

  1. Disponer de una nueva tarjeta

CaixaBank cuenta además con la cobertura CaixaBank Protect, que incrementa todavía más la seguridad de la tarjeta bancaria. La entidad cuenta con una cobertura internacional que, en caso de sufrir cualquier imprevisto durante la estancia en el extranjero, el cliente puede disponer de una nueva tarjeta que se le enviará a la dirección que desee.

  1. Reclamar la compra

Cuántas veces no nos habrá pasado que, después de reservar un servicio para las vacaciones, no nos lo hayan prestado o bien no hayan cumplido con lo pactado. Con CaixaBank, el cliente tiene la opción de poder reclamar la compra directamente desde la aplicación de la entidad y anular así la operación. Siguiendo los pasos, se puede reclamar una compra de forma fácil y tramitar todos los datos para su gestión.

  1. Pagar las compras con comodidad

Durante el verano es posible que se realicen más compras de lo normal y no se quieran pagar de golpe. Desde CaixaBank, se pueden fraccionar las compras y pagarlas a plazos. Además, incluye una nueva funcionalidad que permite agrupar múltiples operaciones y fraccionarlas simultáneamente. 

A la hora de aprovechar todas estas ventajas, es importante tener descargada la aplicación de CaixaBank en el móvil. Por ello, antes de irse de vacaciones es conveniente asegurarse de que la aplicación está actualizada correctamente.