Nota de prensa

Premios WONNOW, una recompensa al esfuerzo y la constancia

icon_font_reducir
icon_font_aumentar
icon_email
Ganadoras de la primera edición de los Premios WONNOW

Esfuerzo, constancia, pasión, ilusión, optimismo y agradecimiento son solo algunas de las palabras que describen a las 11 ganadoras de la primera edición de los Premios WONNOW: Carlota, Marta, Carmen, Ana, Amaia, Helena, Marina, Patricia, Sara, Naomi y Paula. Todas ellas han estudiado una carrera técnica, que como define Marina Alonso (Universidad Politécnica de Madrid) “son carreras de fondo que conllevan un gran esfuerzo”. Como también reconoce Helena Yelmo (Escola Universitària Salesiana de Sarrià) “cursar una carrera técnica no es un camino fácil, ya que hay que dedicarle muchas horas y esfuerzo para obtener los resultados merecidos”.

Una de las principales dificultades con la que se ha encontrado Carlota Armillas (Universidad de Cádiz) a lo largo de sus años de carrera ha sido “aprender a organizar el tiempo para poder llevar todas las asignaturas hacia delante de la mejor manera posible”. Por su parte, Patricia Andolz (Universitat Oberta de Catalunya) destaca que en su caso, que ha estudiado el grado de Ingeniería Informática, “partía de cero, mientras que en otros grados, como pueden ser los de letras o los del ámbito sanitario, ya partes de una base que a lo largo de tu vida como estudiante has ido adquiriendo en asignaturas obligatorias”. Para Amaia de Pablo (Universidad del País Vasco), lo más difícil fue tomar la decisión de qué estudiar. Ella sabía que quería cursar una carrera técnica, pero le costó tomar la decisión de cuál estudiar, “ya que no conocía bien a qué te puedes dedicar después de cursar cada una de ellas; me hubiera gustado tener más información”.

Oportunidad para crecer personal y profesionalmente

Para premiar el talento e impulsar la diversidad y la presencia de chicas como ellas en el ámbito de la tecnología y las ciencias, CaixaBank y Microsoft han impulsado los Premios WONNOW, un galardón para reconocer la excelencia femenina en carreras universitarias técnicas. Tal y como destaca Sara Ruiz (Universidad de Cantabria), “que dos entidades como CaixaBank y Microsoft valoren, reconozcan y premien el esfuerzo de los últimos cuatro años es algo de lo que todas nosotras podemos sentirnos orgullosas”. Por su parte, Marta García (Universidad de Cádiz) señala que este premio “representa que todo el esfuerzo realizado estos años ha sido reconocido y ha merecido la  pena”.

Gracias a estos galardones, Carlota, estudiante del doble grado de Ingeniería Mecánica y Diseño Industrial y Desarrollo del Producto, ha sido premiada con 10.000 euros. Tal y como explica, este premio “es de gran ayuda para estudiar el máster que me gusta, de Ingeniería para el Desarrollo Sostenible en Cambridge. Además, hace que me sienta muy feliz, ya que siento que se premia todo el duro trabajo que he llevado a cabo durante los cinco años de carrera”. Por otro lado, Marta, Carmen, Ana, Amaia, Helena, Marina, Patricia, Sara, Naomi y Paula tienen acceso a una beca remunerada para trabajar en CaixaBank.  Se les ofrece un contrato de 6 meses en formato prácticas con posibilidad de incorporación a la entidad al finalizar este plazo. Además, también se beneficiarán de un programa de mentoring impartido por Microsoft, que ofrece asesoramiento sobre aspectos relacionados con el desarrollo de su carrera profesional en la industria tecnológica. Para Paula Calderón (Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir), “haber ganado esta beca supone una oportunidad para aprender y crecer tanto personal como profesionalmente”. Naomi Noor (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria) quiere aprovechar al máximo la oportunidad que le brindan los Premios WONNOW para “aprender mucho de CaixaBank y Microsoft” y está convencida de que “en el mundo laboral, en el ámbito técnico, igual que hacen falta muchos hombres, también hacen falta muchas mujeres y los dos juntos podemos llegar mucho más lejos que individualmente”. Por su parte, Helena señala la oportunidad que le ofrece de “poder desarrollarme a nivel profesional en proyectos punteros en tecnología”. Ellas han sido las premiadas entre las 260 alumnas de 59 universidades españolas que han participado en esta primera edición de los Premios WONNOW.

Romper estereotipos

Según un informe de la UNESCO, sólo el 35% de los estudiantes matriculados en las carreras vinculadas con STEM son mujeres, que representan un 28% de los investigadores en todo el mundo. En España, de acuerdo con los datos de la Sociedad de Mujeres Ingenieras -Society of Women Engineers-, más del 20% de los graduados en ingenierías son mujeres pero solo están en activo un 11%. El porcentaje de universitarias matriculadas en ingeniería informática baja a un 12% y el de hombres activos en este sector es tres veces mayor que el de mujeres.

Esta situación contrasta con la elevada demanda de nuevos perfiles profesionales con capacidades adecuadas en STEM. La Comisión Europea ha advertido de que el 90% de todos los puestos de trabajo ya requieren de habilidades digitales y que es probable que dentro de dos años existan 500.000 puestos de trabajo en Europa que no se van a poder cubrir por falta de formación adecuada de los candidatos.

La paridad de hombres y mujeres en la industria digital permitiría elevar el PIB de la Unión Europea en unos 9.000 millones de euros anuales, pero no será posible si no se fomenta el interés de las niñas y jóvenes por los estudios STEM, que les proporcionan las habilidades necesarias para competir en la era digital.

“Todavía a día de hoy, la presencia de la mujer en determinados ámbitos sigue siendo muy baja. Pero para eso estamos aquí nosotras, para cambiarlo. Para demostrar que si CaixaBank y Microsoft nos apoyan, las mujeres podemos tener total libertad para escoger nuestros estudios, sin vernos influenciadas y llegar a lo más alto”, apunta Sara. A pesar de las dificultades con las que se han encontrado durante sus años de carrera universitaria y el tiempo que le han dedicado, ninguna de ellas se arrepiente de su decisión y animan a otras chicas a seguir sus pasos. Como apunta Ana Sancho (Universidad de Cádiz), “la palabra Ingeniería a veces asusta, pero si realmente quieres dedicarte a ello y te gusta la tecnología, ¿por qué no? Todo es echarle ganas”. Para incentivar la presencia de chicas en este tipo de carreras, Carmen Torres (Universidad de Jaén) propone “que nos hablen desde pequeñas de mujeres científicas y nos den charlas en los institutos para hablar de su trabajo”. Para ella, esta es una buena iniciativa para empezar a conocer este mundo. Por su parte, Carlota comenta que “es muy importante visualizar la imagen de mujeres dedicadas a carreras de ingeniería para que las niñas aprendan que esta opción también puede ser posible e interesante para ellas”.

“Tenemos el estereotipo de que las personas que trabajan en este ámbito siempre son hombres, cuando en verdad no es así”, añade Carmen. En este aspecto también coincide Helena, que señala que cada vez son más las jóvenes que deciden estudiar grados en Ingeniería y dejar atrás el estereotipo de "carreras para hombres". Todas las ganadoras de la primera edición de los Premios WONNOW animan a las chicas a perseguir sus sueños profesionales como han hecho ellas.

 

 

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS