Nota de prensa

Pequeñas acciones para eliminar el plástico del mar

icon_font_reducir
icon_font_aumentar
icon_email
Una playa de las Islas Baleares

La contaminación por plástico es una de las grandes amenazas a las que se enfrenta el medio marino. Se estima que para 2050 habrá más plásticos que peces en el mar.

Pero no hace falta esperar tanto para comprobar los efectos de una amenaza que ya es real. Tres de cada cinco especies marinas tienen algún resto de material plástico en su intestino. Vertidos que matan cada año a unas 100.000 aves, ballenas, tortugas y otras especies, según la ONU.

Para combatir uno de los mayores peligros para la biodiversidad marina y, en consecuencia, para el ser humano, el Grupo Balear de Ornitologia y Defensa de la Naturaleza (GOB) ha decidido participar en Microplastic Watchers, un proyecto de ciencia ciudadana marina integrado en Observadores del Mar, una plataforma de referencia en las Islas Baleares.

“Microplastic Watchers nos permitirá trabajar a través de la educación ambiental y la ciencia ciudadana para llegar a la transformación social y ecológica que necesitamos”, asegura Victoria Llabrés Noguera, responsable del área de educación ambiental del GOB.

El objetivo es recoger datos de la presencia y abundancia de microplásticos (partículas de menos de 5mm) y mesoplásticos (partículas entre 5 y 25mm) en el medio marino para poder trabajar en el diagnóstico y la sensibilización de este problema global.

Estas actividades de educación ambiental y ciencia ciudadana van dirigidas a la comunidad estudiantil. El GOB Mallorca y el GOB Menorca ya han iniciado el proyecto con la colaboración de 3 centros educativos. Los participantes recopilarán mensualmente datos en unas playas concretas, siguiendo el protocolo científico de muestreo y la clasificación de plásticos de diferentes tipos y tamaños.

Comprometidos con la conservación de la naturaleza

El proyecto promovido por el Grupo Balear de Ornitología y Defensa de la Naturaleza ha sido uno de los elegidos en la ‘I Convocatoria de Medioambiente y Desarrollo Sostenible’ creada por CaixaBank y Fundación Sa Nostra.

La iniciativa lanzada en 2020 busca respaldar actividades medioambientales en las islas Baleares que estén comprometidas con el desarrollo sostenible y la conservación de la naturaleza.

“Este tipo de proyectos – además de dar a conocer el medio marino y litoral que nos rodea, su funcionamiento y cómo le afecta la contaminación, en este caso, por plásticos – son esenciales porque ayudan a acercar la sociedad a la comunidad científica para trabajar de forma conjunta en la protección del medioambiente”, explica Llabrés. “La educación ambiental es la herramienta más importante que tenemos para llegar a la transformación social y ecológica que necesitamos para proteger y cuidar el medioambiente”.

Educar con valores medioambientales

El GOB Mallorca y GOB Menorca cuentan con la colaboración de 6 grupos de unos 20 alumnos de segundo ciclo de educación primaria de los siguientes centros escolares: CEIP S’Hort des Fassers en Alcúdia, Mallorca, y Margalida Florit y Mestre Duran en Menorca, y cada centro escolar tiene una playa asignada.

Una vez al mes recogen muestras de la arena de las playas, en este caso, las playas de Sant Joan -Mal Pas- (Alcúdia, Mallorca) y en Son Bou (Algaiarens, Menorca), y las analizan para extraer todos los micro y mesoplásticos presentes. “Organizamos dos jornadas. Una primera de recogida de muestras de arena en la playa, donde aprovechamos para realizar una actividad de educación ambiental que nos permite conocer el litoral y el ecosistema marino con sus valores y amenazas; y una segunda jornada de análisis de estas muestras en el centro educativo”, detalla la responsable del área de educación ambiental del GOB.

Después del recuento total de plásticos por muestra de arena, se introducen los datos en la plataforma web de Observadores del Mar para que el equipo científico pueda hacer uso de esa información e incorporarla en la base de datos para su posterior evaluación y estudio. Finalmente, la arena de la que se extraen los plásticos se devuelve a la playa y los plásticos extraídos se envían a la comunidad científica.

“Debemos sensibilizarnos y actuar en nuestro día a día para reducir y eliminar el uso del plástico”, finaliza Llabrés.

 

NOTICIAS RELACIONADAS