Nota de prensa

Gonzalo Gortázar considera que el Código de Buenas Prácticas permitirá responder “a un problema real de prestatarios y familias”

XIII Encuentro Financiero de ‘Expansión’: ‘Sector bancario: Innovación en un marco económico de regeneración’

icon_font_reducir
icon_font_aumentar
icon_email
Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank.

• El consejero delegado de CaixaBank ha explicado que la entidad resolvió llevar a sus órganos de gobierno las nuevas normas de apoyo a los clientes con dificultades en cuanto fuera posible, lo que permitió la aprobación por parte del Consejo de Administración de CaixaBank el pasado jueves.

• Durante su intervención, Gortázar ha valorado el buen comportamiento de la morosidad: “Seguimos sin ver estadísticas de cambios en los patrones de pago”.

• Gortázar ha hecho balance de la integración de CaixaBank y Bankia, que ha calificado de “éxito” y de la que ha destacado algunas de sus fortalezas, como el mantenimiento de la red rural: “Se ha realizado la reorganización de la red de oficinas sin abandonar ninguna de las poblaciones en las que estamos presentes”.

 

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha participado hoy en el XIII Encuentro Financiero organizado por Expansión, donde ha afirmado que el Código de Buenas Prácticas permitirá responder “a un problema real de prestatarios y familias”. Gortázar ha explicado cómo la entidad se convirtió, el pasado jueves 24 de noviembre, en la primera del sector en adherirse a las nuevas medidas de apoyo a los hipotecados con dificultades: “Llevamos mucho tiempo trabajando en este asunto y decidimos que lo llevaríamos en cuanto fuera posible a nuestros órganos de gobierno”. 

En su intervención, el consejero delegado de CaixaBank ha dejado claro que ese problema no existe todavía en la actualidad, dado que la morosidad sigue teniendo buen comportamiento, incluso en los indicadores tempranos: “Seguimos sin ver datos estadísticos de cambios de patrones de pago y la morosidad sigue bajando”.

En su opinión, esta situación tiene relación con la fortaleza económica: “Mirando las cifras de endeudamiento de las familias de España, estamos en el 57% del PIB, mientras Europa se sitúa en el 59%. Hace 14 años, el porcentaje en España era del 85%. En cuanto a las empresas, hoy el endeudamiento en España es del 99% y en la Unión Europea, del 108%, cuando hace 14 años, se rozaban máximos del 140%. En este momento, las empresas y familias están más saneadas que en el pasado. No quiere decir que todos estén bien, pero, en su conjunto, la fortaleza del país es mayor que al inicio de la gran crisis de 2008”.

En cuanto a las previsiones macroeconómicas, Gortázar ha recordado que, de acuerdo con las previsiones de CaixaBank Research, se estima un crecimiento del 1% en 2023, lo que supone que España no llegará a la recesión. En su opinión, “más que el dato, lo más relevante es el perfil de recuperación y que se retome rápido el crecimiento”.

Sobre la evolución de los tipos de interés, el ejecutivo ha analizado la previsión de los mercados, que esperan que el BCE acometa nuevas subidas hasta alcanzar niveles en torno al 3% a mediados de 2023 y posibles bajadas hacia 2024. En su opinión, “esta es una visión positiva que considera que la lucha contra la inflación va a tener éxito, pero no se puede descartar que esta reducción de la inflación vaya a ser más gradual. Es posible que el escenario de tipos acabe siendo mayor al 3% y que se tarde más en iniciar la bajada de lo que se especula en el mercado”.

Éxito de la fusión con Bankia

Gonzalo Gortázar ha hecho también un balance general del proceso de fusión con Bankia, que ha calificado de “éxito” y que, salvo por procesos de calado menor, ha dado por finalizado. Al respecto, ha destacado la amplia red de la que dispone la entidad tras la integración: “Se ha realizado la reorganización de la red sin abandonar ninguna de las poblaciones en las que estábamos presentes, más de 2.200 en toda España. Y tenemos el compromiso de mantenernos en todas las poblaciones donde somos la única entidad que opera, lo que es sumamente importante desde el punto de vista de la inclusión financiera”. Además, ha explicado que, tras la integración, “la potencia comercial y las ganas de seguir trabajando y de ofrecer un buen servicio están intactas e incluso reforzadas”.

Preguntado sobre el impuesto a la banca, Gortázar ha señalado que “estamos a la espera del resultado final”, aunque también ha reconocido que no espera que en el redactado final del texto se introduzcan “cambios significativos”.  

 

NOTICIAS RELACIONADAS