Nota de prensa

El Papa Francisco recibe la memoria de los Voluntarios de CaixaBank sobre su ayuda humanitaria a los afectados por la guerra en Ucrania

icon_font_reducir
icon_font_aumentar
icon_email
El Papa Francisco con la memoria de los Voluntarios de CaixaBank.

• La Asociación de Voluntarios de CaixaBank reúne en el documento ‘3000 km de Acción Social’ la labor realizada para la evacuación de más de 500 civiles desde la frontera de Ucrania, con el apoyo de la Fundació del Convent de Santa Clara y Mensajeros de la Paz.

• El último convoy organizado, el noveno hasta la fecha, ha contado con el acompañamiento del Monseñor Jordi Bertomeu y de Juan Carlos Cruz, miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores, quienes han entregado en el Vaticano la memoria del proyecto a su regreso.

• En los últimos viajes, los Voluntarios de CaixaBank, junto con Sor Lucía Caram, han enviado a Ucrania vehículos medicalizados y material sanitario, y han trasladado a España heridos para su recuperación, además de trabajar por su reagrupación familiar.

 

El Papa Francisco ha recibido, de la mano de Monseñor Jordi Bertomeu, Prelado de Honor de Su Santidad y de Juan Carlos Cruz, miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores, la memoria ‘3.000KM de Acción Social’, un documento visual y fotográfico que recoge la labor realizada por la Asociación de Voluntarios de CaixaBank, la Fundació del Convent de Santa Clara y Mensajeros de la Paz en favor de los afectados por la guerra en Ucrania. Tanto Monseñor Jordi Bertomeu como Juan Carlos Cruz han participado en los últimos convoyes como voluntarios y han vivido en primera persona el proyecto.

El documento entregado en el Vaticano resume en un centenar de páginas el proyecto impulsado por la Asociación de Voluntarios de CaixaBank a través de diversas expediciones, para trasladar desde Ucrania a España más de 560 refugiados, en su mayoría mujeres y niños, pero también enfermos oncológicos y militares heridos. El despliegue de voluntarios, colaboradores de entidades sociales, diversas instituciones y unidades militares ha hecho posible la apertura del mayor corredor humanitario organizado hasta la fecha entre ambos países.

La memoria tiene el objetivo de recoger los hitos logrados que contribuyeron a paliar el sufrimiento de personas en una situación de emergencia extrema, a consecuencia de la invasión rusa. Por un lado, el documento recoge el relato de algunos de los refugiados que llegaron a España en los convoyes. Por otro, describe también las experiencias de los voluntarios que contribuyeron con su ayuda a través del testimonio de lo que vivieron.

La memoria cuenta también con un mapa explicativo en el que, de manera gráfica se describen los puntos de origen y destino de todos los convoyes humanitarios realizados, con destino a puntos fronterizos de Polonia y Moldavia y ciudades ucranianas como Leópolis.

“Un viaje de ida y vuelta”: las cifras del proyecto

La memoria “3.000KM de Acción Social” refleja el lado más humano y testimonial de todas las experiencias vividas. Sin embargo, también destaca los datos que evidencian la gran implicación de las personas que han hecho posible estos traslados y la acogida en España de los refugiados.

En concreto, el proyecto ha sido posible gracias a más de 500 voluntarios, incluyendo médicos, traductores, conductores de ambulancias y personal de apoyo. Todos ellos se han implicado en la organización y la gestión de 9 convoys y han recorrido en total 50.000 kilómetros mediante 10 autobuses y 3 aviones charter a lo largo de cinco meses. Además, gracias al impulso de una campaña especial (la campaña “30x15”), se consiguieron donaciones para proveer a Ucrania de 75 ambulancias medicalizadas, casi 200.000 medicamentos y 20 sillas de ruedas para la atención de heridos sobre el terreno y personas vulnerables. También se han gestionado más de 8,5 millones de euros den donativos.

En conjunto, se trata de la mayor acción coordinada de ayuda a personas refugiadas de Ucrania, con el mayor despliegue hasta la fecha de medios humanos y materiales, que de forma totalmente altruista, ha permitido gestionar y ofrecer una vía de escape y reubicación  a personas afectadas por el conflicto.

Además de la memoria, todas estas acciones se han puesto en valor a través de la exposición itinerante “3.000KM y una puerta abierta”, que se ha inaugurado recientemente en Barcelona (sede operativa de CaixaBank), en Madrid (‘All-in-one’ de Plaza Colón) y en Manresa (convento de la Fundació Convento de Santa Clara).

Todas las fotografías e imágenes del proyecto han sido realizadas por la fotógrafa Ana Palacios.

Sobre los Voluntarios CaixaBank

El programa de Voluntariado de CaixaBank constituye una de las mayores iniciativas de voluntariado en España. Con una trayectoria de más de 15 años, la Asociación está formada por empleados y exempleados el Grupo CaixaBank y de la Fundación “la Caixa”, así como amigos, familiares, clientes y todas aquellas personas sensibles a esta realidad. 

En el último año, gracias al trabajo conjunto con más de 2.000 entidades sociales, cerca de 14.000 voluntarios han ayudado a más de 400.000 personas vulnerables en toda España, mediante actividades relacionadas con la educación financiera e inserción laboral, salud, pobreza infantil, personas mayores y medioambiente, entre otras.

El fomento del voluntariado corporativo es una de las líneas de actuación de CaixaBank. Para la entidad, esta es una forma de contribuir a dar respuesta a los retos que demanda la sociedad, a la vez que, a través de la actividad financiera, ofrece servicios y soluciones para todo tipo de personas.