No mostrar más este mensaje

Reportaje

Destino CaixaBank: así son los jóvenes que apuestan por una carrera en la banca

icon_font_reducir
icon_font_aumentar
icon_email

Ilusión, oportunidades, innovación, liderazgo… Así es como responden jóvenes empleados recién llegados a CaixaBank cuando se les pregunta cómo definirían la entidad en una sola palabra. Todos ellos acompañan su respuesta con un gesto de confianza en el futuro.

Y CaixaBank también apuesta por los jóvenes. Desde 2014, el banco ha incorporado a su equipo a más de 2.300 nuevos profesionales, la mayoría de ellos con edades comprendidas entre los 25 y los 30 años. Su entusiasmo y su buena preparación académica (los candidatos seleccionados son titulados superiores en Economía, Administración y Dirección de Empresas o Derecho) les convierte en un excelente activo para la red de oficinas.

Gemma Solé

Vocación por el trato con las personas

A su vez, los jóvenes ven su trabajo como un entorno ideal para desarrollar una carrera profesional orientada a la atención al cliente. “A mí siempre me ha gustado mucho el contacto con la gente, la posibilidad de crear un vínculo de proximidad”, explica Gemma, de 26 años y empleada de CaixaBank desde hace nueve meses. Para ella, el contacto personal es lo más satisfactorio de su trabajo, y lo sabe bien porque, pese a su juventud, ya ha trabajado como abogada y como periodista. Se licenció en Derecho, cursó un máster en Abogacía y incluso formó parte de la plantilla de un medio de comunicación, pero ninguno de esos empleos anteriores le dio tanta satisfacción como su actual puesto de gestora de banca de particulares: “Pensé que me gustaría un trabajo en banca y fui muy insistente enviando el currículum a CaixaBank varias veces. Desde fuera, veía una entidad sólida y muy profesional. Ahora, desde dentro, lo puedo corroborar”.

Para Mateu, empleado de 25 años, el contacto personal también es vital en su día a día: “Lo más importante es que te guste el trato con la gente. Nuestro trabajo es vender. Y, en el futuro, yo creo que avanzaremos de forma que tendremos todavía más interrelación con las personas. Será un cliente diferente, más digital y más interesado en un trato diferencial. Y eso significa que la oficina también tendrá que transformarse e ir incluso más allá de lo que ahora son las oficinas Store, incorporando nuevas plataformas de comunicación”.


Antón María Balcells

Otros jóvenes valoran especialmente la vertiente social que tiene el trabajo de contacto con el cliente. Anton, empleado de CaixaBank de 23 años, lo explica así: “Frente a la nueva competencia de las grandes empresas tecnológicas y las fintech, lo que nos permitirá sobrevivir y crecer es nuestro valor añadido. Yo tengo claro que la Obra Social “la Caixa”, el alma de “la Caixa”, es uno de los motivos que nos diferencian. Pero es que, en general, trabajar en banca es sinónimo de ayudar a la gente a cumplir sus sueños: un autónomo que puede montar su propio negocio, una familia que puede comprarse un piso…”

De la misma opinión es Judit, empleada de 26 años: “Yo he trabajado en otras entidades financieras por ETT y desde que llegué a CaixaBank puedo decir que hay mucha diferencia. Son muchos años de historia y, además, está el trabajo de la Obra Social. El cliente percibe todo esto. No hay ninguna otra entidad financiera igual”.


Un programa de formación a medida de los jóvenes

Daniel Talavera

Los jóvenes empleados que se incorporan a CaixaBank cuentan con un programa de integración, evaluación y seguimiento para apoyar el desarrollo de su carrera profesional dentro de la entidad. Daniel, un licenciado en Derecho de 28 años, empezó a trabajar en CaixaBank hace un año. Actualmente, es gestor de negocios y valora la importancia del acompañamiento que ha recibido en la entidad: “En formación, es un banco pionero. Durante el tiempo que llevo aquí me han dado herramientas para adaptarme a todos los escenarios y a un sector que, inicialmente, no era el mío. Pero te ayudan a progresar diariamente, de forma que las limitaciones te las pones tú”. En su opinión, el entorno de trabajo favorece especialmente el aprendizaje: Me he enamorado del trabajo de oficina y del compañerismo que hay. Cada día aprendes algo nuevo, de los compañeros y también de los clientes, y esto te hace mejorar. Ahora mismo, no imagino otro futuro para mí que no sea CaixaBank”, afirma.


El proceso de selección para llegar a CaixaBank se inicia enviando el currículum a la entidad. Existe la posibilidad de hacerlo directamente en la página web o a través de LinkedIn. A partir de ahí, se activa la fase de selección, que incluye algunas pruebas de conocimientos y entrevistas personales.

Francesc Xavier, gestor de banca de particulares de 24 años, lo vivió como un proceso muy rápido: “Como anécdota he de decidir que envié el currículum por LinkedIn un lunes por la noche y en menos de una semana ya tenía el ok para fichar. Fue tan rápido que tuve que pedir a la entidad que me esperara unos meses para poder obtener el título formalmente, ya que me quedaba el último examen. Todo fue bien y en julio pude incorporarme”, asegura. Para él, fue casi una sorpresa encontrar la oportunidad de incorporarse al sector financiero: “No solo no me lo planteaba; es que ni sabía que se podía acceder a una entidad como CaixaBank. Pero tengo amigos que trabajan aquí y me recomendaron que lo intentara”.

 Carla Casanellas

Carla, de 27 años, coincide con Francesc Xavier en el desconocimiento de muchos jóvenes de las oportunidades de empleo en CaixaBank: “Yo creo que nadie de mi promoción de ADE veía posibilidades a trabajar en el sector financiero. Simplemente, pensábamos que los bancos no contrataban gente”. En su caso, fue una experiencia laboral inicial en una empresa de trabajo temporal la que le inició en el trabajo en el sector financiero y la que le dio pistas de que en CaixaBank podría haber un sitio para ella en forma de puesto permanente: “Ahora ya llevo tres años y disfruto de cada etapa de mi vida profesional aquí, porque me gusta mucho lo que hago”, explica orgullosa.

Anna, empleada de CaixaBank de 24 años, vivió su incorporación a CaixaBank de forma algo diferente a sus compañeros: “Hice un máster en Económicas y, cuando acabé, envié el currículum a tres propuestas. Una de ellas era CaixaBank. Buscaba, sobre todo, motivación en el proyecto. Conforme avanzaba en las diferentes fases de la selección, empecé a tener claro que quería acabar en la entidad, tanto que rechacé las otras dos propuestas antes que CaixaBank me aceptara. Viví el proceso con muchos nervios, porque ves que hay mucha competencia y eso te presiona un poco. Pero, cuando quieres algo, si vas con ganas e ilusión, al final, triunfas”.


Fórmulas para el éxito

Paula Revilla

En el caso de Paula, gestora de Banca Premier de 34 años, fue su propia gestora de CaixaBank la que le recomendó que enviara su currículum: “¡Le estaré siempre agradecida! La entidad se ha adaptado muy bien a los cambios y necesidades: las oficinas, la formación de los gestores, la especialización de cada área… ¡Es el futuro! Antes hablabas con una persona de todos los temas. Ahora, todos tenemos a nuestro especialista para que nos asesore en aquello que queremos exactamente”. En su opinión, la fórmula para llegar a CaixaBank pasa por “mucha ilusión y ganas, sumado a paciencia, esfuerzo y trabajo”.

La receta es parecida a la que recomienda Lluís, de 25 años: A los futuros empleados les diría que adelante y sin miedo; que tengan siempre la mente abierta; que aprendan mucho y miren las formas nuevas de trabajar. Y que no tengan dudas”. Licenciado en Empresariales, llegó a CaixaBank atraído por la posibilidad de conocer los entresijos de los negocios: “Me gusta mucho el mundo de la empresa y todo lo que se mueve alrededor. Quizás no tenía en mente acabar en la banca, pero sí me interesaba toda la parte financiera de las empresa”. Actualmente, es gestor de negocios en una oficina de Barcelona y se muestra muy convencido de lo importante que es CaixaBank para su carrera: “Una vez estás dentro, es más fácil tarbajar. La marca “CaixaBank” te avala y todo el mundo quiere contactar contigo, porque te da mucho prestigio”.

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS