Nota de prensa

Bulit, el torito humanizado que viaja hacia los Goya y sensibiliza sobre el autismo

icon_font_reducir
icon_font_aumentar
icon_email
Bulit, el torito humanizado que viaja hacia los Goya y sensibiliza sobre el autismo

Bulit tiene una sensibilidad especial. Un día se da cuenta de que el pueblo en el que vive está amenazado por una tormenta atroz y alerta a la alcaldesa de que la zona y los habitantes corren peligro. Nadie le hace caso, a excepción de Karmelia y Witib que deciden ayudarle a evitar la catástrofe.

Este es el argumento de “Bulit”, un cortometraje de animación que ha sido presentado a los Goya. Parte de los dibujos de Mikel Urmeneta (fundador de Kukuxumusu) y cuenta con el apoyo de Fundación “la Caixa”, a través del programa InnovaCultural, y de CaixaBank, mediante su Acción Social.

Pero si algo hace especial a este corto es que ha sido creado por niños y niñas con autismo con el fin de sensibilizar, concienciar y educar sobre este trastorno del neurodesarrollo que afecta a la percepción del medio y de uno mismo.

Ellos han sido los encargados de dibujar, caricaturizar y doblar a los personajes que aparecen en la historia. Un trabajo que no ha sido nada fácil y que ha llevado a los niños a realizar un gran esfuerzo de dicción, disciplina y colaboración.

“El trastorno del espectro autista, TEA, se manifiesta de múltiples formas y tenemos un TEA diferente por cada persona que lo padece”, explica Amaya Ariz, presidenta de la Asociación Navarra de Autismo (ANA), quien ha compartido en el espacio CaixaBank Talks el trabajo realizado por la asociación y el estreno mundial del corto “Bulit”.

“Las alteraciones del autismo se manifiestan en tres áreas principalmente: alteraciones en las relaciones sociales, en la comunicación y el lenguaje, y en la existencia de un patrón de conductas estereotipadas junto a restricción de intereses”, señala Ariz, quien pone el foco en intervenir cuanto antes con el menor.

“La intervención temprana se ha mostrado clave para que el desarrollo del niño sea lo más prometedor posible a largo plazo, y que se normalice su curva del desarrollo al trabajar las habilidades que se ven afectadas por el trastorno y asegurar el desarrollo máximo del potencial del niño”, aclara.

Y es que Ariz sabe muy bien de lo que habla. Madre de Mario, un niño con autismo, impulsó, junto a otros padres, la creación de la Asociación Navarra de Autismo ante la falta de información, recursos y apoyo de las familias.

 

Inclusión de las personas con autismo

La entidad, fundada hace once años por cinco familias, hoy da apoyo a más de 300 y cuenta con 400 personas voluntarias y el apoyo de caras conocidas como Juan Ramón Lucas, Mariló Montero, Eva Hache, Karra Elejalde, El Gran Wyoming, Pablo y Raquel Sánchez Silva, entre otras.

Estos rostros conocidos ponen su faceta pública al servicio de ANA y sirven de altavoz para sensibilizar sobre el TEA. “Cuando uno tiene capacidad de influir, de hacer creer, de criticar, de crear formas de pensar y de impulsar acciones, lo mejor que puede hacer es dedicarlo a una buena causa y, en este caso, al autismo”, explicaba el periodista Juan Ramón Lucas en su intervención en CaixaBank Talks.

“ANA es una entidad que trabaja por y para lograr que todas las personas a las que atiende cuenten con los apoyos necesarios para desarrollar una vida lo más plena y feliz posible en una sociedad que reconozca, respete y promueva condiciones para la participación, la igualdad y el logro de una ciudadanía plena”, explican desde la entidad. 

 “La asociación tiene el compromiso de contribuir a la transformación social necesaria, manteniendo su capacidad de reivindicación del ejercicio efectivo de los derechos de las personas con TEA, y sensibilizando a la población sobre los principios de universalidad e igualdad de acceso a todos los recursos”, aclaran.

Para realizar esta gran labor, es fundamental dar visibilidad a las personas con trastorno del espectro autista. Así, a través del cortometraje de animación “Built”, hemos conseguido que se hable de ello al otro lado del océano. Y más se hablará si la película llega a representar a España en los prestigiosos premios Goya. Crucemos los dedos.

 

NOTICIAS RELACIONADAS